Núcleo

Los núcleos. Una palabra, una definición, un concepto que define el motor de las cosas que nos dan la vida. Allá donde mires, todo tiene un núcleo. Las personas que te rodean están formadas por millones de células, cada una de las cuales posee un núcleo que actúa como impulsor de la complejidad del cuerpo humano. La tierra que pisas se apoya sobre la columna del mundo, un núcleo metálico que permite que nuestro planeta sea tal y como es.

En el interior de nuestros hogares, también hay un núcleo. Un núcleo forjado por la amistad, por la familia, por la independencia. Las paredes que nos rodean crean un ecosistema único que aloja a todas aquellas personas a las que queremos. Ahora, puedes reforzar este sentimiento con nuestro “Revestimiento Núcleo”. Un diseño complejo pero vital, espejo de todo aquello que cimienta nuestra propia esencia.

La profundidad de un diseño

El diseño de este recubrimiento trata de plasmar la dualidad de los núcleos, la dualidad de la corteza y el interior. Mediante un impresionante juego de colores y sombras, tus paredes conseguirán transmitir sofisticación. Las paredes con “Revestimiento Núcleo” presumen de convertirse en protagonistas, de ser un elemento decorativo más, no solo una barrera arquitectónica.

Olvidate de lo convencional. Nuestros diseñadores más expertos han ahondado en la profundidad de nuestra propia cultura para traernos el “Revestimiento Núcleo”, un recubrimiento de paredes que resume en formas geométricas la complejidad de nuestro ser.

Lo antiguo y lo nuevo, construye el futuro

 

El “Revestimiento Núcleo” contiene la esencia del ser, de la humanidad. Es un recubrimiento de paredes destinado a tomar un papel principal en la decoración de tu hogar, dispuesto a captar las miradas de todos.

El núcleo es la esencia, el origen que se convierte en infinito.

Se trata de una composición formada por piezas artesanas donde dos formas geométricas se fusionan creando un nuevo y llamativo contraste de volúmen, convirtiendo tu pared en un lienzo exclusivo y único.